ATMOS kombi – para cada casa familiar

Zplynovací kotel ATMOS kombi
ATMOS kombi

La caldera de gasificación ATMOS kombi significa una nueva visión sobre la combustión del carbón vegetal en combinación con la lena, y por este motivo le fue otorgado el premio Grand Prix en la exposición Pragotherm, la medalla de oro en la Feria Internacional de Construcción de Brno, la Espiga de Oro en la exposición la Tierra Alimentadora. Hoy día, el carbón es rechazado porque contamina ciudades y pueblos con el humo que sale de calderas antiguas. Nuestra nueva caldera ecológica hace del carbón un tipo de combustible con futuro. Si no disponen de cantidad abundante de lena, calientan con carbón y viceversa o pueden combinar las dos maneras. La caldera está formada por dos cámara situadas una encima de la otra, la superior sirve como depósito de combustible, la inferior como cámara de combustión y recipiente de cenizas. Entre ellas se encuentra una rejilla nueva, protegida bajo una patente, que sirve como boquilla de encendimiento y posibilita una combustión perfecta del carbón y la lena de manera individual o junta y una recogida de cenizas.

La caldera permite quemar combustibles que son y serán los más baratos y por eso su funcionamiento es el más económico en comparación con otros tipos de calderas. La propia característica de quemar carbón y lena brinda más libertad al propietario de la caldera con mayor independencia del monopolio de las companías de carbón u otras.
Al gasificar el carbón en la caldera nueva ATMOS kombi, serán alcanzados bajos valores de emisiones y por eso todas las calderas C18 - C40 han obtenido la marca PRODUCTO ECOLÓGICO DE BAJO IMPACTO AMBIENTAL. La regulación continua en todo el rango de potencia, con una eficiencia de 83-87 % según el tipo, ayudó a resolver el problema de la potencia reducida (combustión inadecuada), en la cual la caldera funciona durante la mayor parte de la temporada de calefacción. En caso de disenos antiguos de calderas con sistema de combustión sucesiva de combustible, la regulación funcinaba solamente en un rango limitado y por eso la caldera no trabajaba a plena potencia o era “estrangulada” y así escapaba al aire una gran cantidad de gases quemados. No solamente el gas, sino también el carbón vegetal pueden convertirse en combustible ecológico.

El combustible recomendable es el carbón vegetal denominado pastilla 1 y la lena seca. El combustible de sustitución son los otros tipos de carbón vegetal, las briquetas y briquetas de madera. Completamos el combustible unas 2 hasta 5 veces al día, según el tipo de combustible usado y las cenizas se retiran cada 1-7 días según la relación del combustible.