Calderas de pellets ATMOS
Calderas de pellets ATMOS

La mayoría de nosotros ya tiene alguna experiencia en calentar con lena o briquetas de madera, sea en calderas o en hogares. Estos combustibles pueden conseguirse en la mayoría de los lugares a precios más o menos ventajosos. Una novedad aúi poco conocida es el combustible llamado pellets que se produce de una manera semejante a las briquetas de madera, es decir mediante prensado de residuos de madera (serrín y virutas secas) sin adhesivos a una alta presión. Las dimensiones más preferidas de pellets hoy día son las de un diámetro de 6 y 8 mm y una longitud de 5 a 25 mm. La capacidad calorífica de los pellets es aproximadamente la misma que la de las briquetas de madera, de 17 a 19 MJ/kg. El precio de los pellets oscila entre 3000 y 4500CZK por tonelada de los productores checos que en la República Checa existen más de quince. Los pellets se suelen suministrar en Chequia normalmente en sacos de plástico de 15, 20 ó 25 kg. Sin embargo, en otros países se lleva a cabo el transporte de pellets en cisternas desde las cuales se vierten los pellets en cualquier tipo de depósito, al igual que en el caso de aceites combustibles extra ligeros. Es sumamente importante que los pellets estén almacenados en un lugar seco para evitar su descomposición.

Nuestra empresa ha preparado calderas de pellets D15P de una potencia de 4,5-15 kW, D20P de potencia de 6–22 kW, D30P de una potencia de 9–30 kW, D45P de una potencia de 13–45 kW y las calderas combinadas de lena y pellets DC15EP, DC18SP, DC25SP, DC32SP de una potencia de 6-35 kW.

Las calderas están disenadas de tal manera que el cuerpo de la caldera funciona como intercambiador de calor y lleva incorporado uno de los quemadores de pellets ATMOS IWABO, ATMOS ERATO, ATMOS A50 o ATMOS A70 Petro que coge los pellets mediante un transportador sin fin desde el depósito. El depósito de combustible se encuentra al lado de la caldera o en un local vecino y puede ser de cualquier tamano (habitualmente unos 250, 500 l o 1000 l). Para el transporte de pellets de una distancia más lejana a la caldera es posible usar el transporte neumático que podemos también ofrecerles.

El quemador funciona de la siguiente manera. Si el quemador recibe la senal de arrancar o si se produce la necesidad de calentar, el transportador vierte los pellets en la boquilla del quemador y los enciende mediante una espiral incandescente. En cuanto los pellets empiezan a arder bien, el quemador se activa a la potencia programada en la cual se mantiene hasta que el sistema esté calentado. Luego el quemador se apaga y los pellets terminan su combustión en la cámara del quemador. Todo el ciclo se repite siempre de nuevo en caso de necesidad. La potencia de la caldera y otras funciones del quemador están controladas por la regulación electrónica que permite ajustar el funcionamiento de la caldera en condiciones concretas del sistema en su totalidad. El llenado con combustible, la limpieza de la cámara de combustión del quemador y la recogida de cenizas se realizan una vez cada 5-30 días, según la calidad de los pellets. Una gran ventaja de nuestras calderas de pellets D15P, D20P, D30P y D45P es también la posibilidad de usar en caso de urgencia lena, quitando el quemador de la caldera y sustituyéndolo por una tapa. En caso de las calderas combinadas de lena y pellets DC15EP, DC18SP, DC25SP, DC32SP no debemos realizar ningunas modificaciones, solamente cambiamos la posición del interruptor en la posición para un combustible concreto. Gracias a estas características, estas calderas ofrecen el mismo confort en cuanto a su manejo y propiedades útiles como las de calefacción con gas, propano butano o aceites combustibles extra ligeros. Sin embrago, lo más importante es que queman fuentes renovables de energía, a diferencia del gas natural o aceites combustibles extra ligeros, y por eso tienen mucho futuro.

Calderas de pellets ATMOS